El ‘Mono’ Burgos evitó que Saúl perdiera un riñón

0
45

Saúl Ñiguez sólo ha tenido un sueño en la vida, ser jugador de fútbol. Para llegar a lograrlo a luchado como el que más. Él mismo lo demuestra cada partido sobre el terreno de juego, y su amor por los colores del Atlético de Madrid. A pesar de haber probado suerte en el Real Madrid, siente que le debe todo al club rojiblanco. Lo cuenta con detalle y pasión en una entrevista en The Guardian. El tema que destaca es el que su problema de riñón. Saúl estuvo a punto de quitárselo sólo por poder volver a jugar cuanto antes. Esa idea la frenó el ‘Mono’ Burgos.

« Me dijeron que mi riñón estaba destruido. Fue lo peor. Estaba acostado en la camilla y vi a mi padre llorar. Le dije ‘no pasa nada, soy un toro, podré con esto’. Hubo tiempo difíciles. El catéter le da funcionalidad pero estaba dolorido, lo sentiría corriendo, y orinaba sangre. El problema fue cuando lo sacamos, mi riñón no funcionó correctamente. Me dieron opciones: jugar durante un mes, parar por un mes. No quise. Volví a colocar el catéter, quería jugar« , asegura Ñíguez con sinceridad.

« Doctor, quítelo. Tengo otro. Estaba cansado de todo. Estaría un mes fuera pero luego volvería perfectamente. El médico me recomendó probar otras cosas. Yo no quería ». En ese momento fue clave una conversación con el Mono Burgos. « El doctor dice que estás pensando en sacar tu riñón. ¡Tienes 22 años! ¿De qué estás hablando? Usa tu cabeza. Saúl, piensa en tu vida. El futuro. ¿Qué pasa si tienes un problema con el otro? No hay manera de salir. Entonces volvimos a colocar el catéter », afirma el canterano rojiblanco.

La cesión al Rayo, un reto

« Mi padre no quería que saliera cedido al Rayo Vallecano. Mi hermano había tenido préstamos que no habían funcionado y se preocupó. ‘No volverás al Atlético, va a salir mal,’ me dijo. Pero tomé la decisión. No tenía miedo de nada », afirmó.

Ofertas desde la cantera

« El Fulham me quería cuando tenía 15 años, jugando en el juvenil del Atlético. Mark Hughes era gerente y yo estuve cerca. Era una oportunidad de jugar en la Premier League a los 16. Estaba preparado para dar ese salto, listo, pero las cosas sucedieron de la forma en que sucedieron y ahora me alegro de haberme quedado. Aunque tal vez tardé más, estoy donde estoy hoy ».

La vuelta de Diego Costa

« Está muy hambriento. Es un ganador y ese gen es importante. Es loco, una persona feliz, tiene una vitalidad que es buena para el grupo. Transmite energía positiva y nunca se da por vencido. Hay una bola larga, piensas que es una causa perdida y luego de repente aparece y él está luchando por ella. Si lo veo persiguiendo todo, me siento obligado a perseguir también. Eso pasa por todo el equipo », aseguró de su compañero.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here